¿QUÉ PASA SI REPRUEBO ASIGNATURAS EN EL COLEGIO?


 

Solo los estudiantes más aplicados y los genios que siempre obtienen las calificaciones perfectas están casi exentos de reprobar una materia, decimos casi, porque son humanos y también en algún momento se pueden llegar a equivocar, confiarse por ser siempre los mejores y no hacer las actividades o confundir términos, es algo completamente normal, el problema se presenta cuando se espera una excelente calificación y los resultados nos develan una terrible verdad: “hemos reprobado”. ¿Qué hacer?

 

La importancia de las calificaciones

 

Más que decir el nivel real que un estudiante promedio tiene, las calificaciones son simples resultados en evaluaciones específicas, siendo la media final la sumatoria de todas esas evaluaciones, cuando esa media da un resultado muy por debajo de lo esperado, ahí si es una situación que preocupa, especialmente por los problemas en la familia, vendrán los sermones, los castigos y, por supuesto, reprimendas por cada vez que se obtenga un mal resultado, también cada vez que se sepa que habrá una evaluación, la debida presión psicológica por lograr buenas notas, pero ¿qué podemos hacer?

 

¿Qué hacer al reprobar materias?

Primeramente, es tarea de los padres y tutores velar por una buena educación para el niño o adolescente, así que lo primero es ir a conversar en la institución para verificar si el estudiante está asistiendo regularmente, si tiene un comportamiento acorde o si algo está sucediendo en su día a día que esté afectando el rendimiento.

 

Si tú eres el estudiante hazle saber a tu representante cualquier novedad, especialmente si has sido víctima del llamado “Bullying” (acoso escolar), revisa tus anotaciones, compara lo que has respondido en tus pruebas o exámenes con lo recibido en las clases, prepárate para recuperar tu nivel, conversa con el docente acerca de tus dudas, fallas y dificultades para aprender en cualquier área del conocimiento que tengas el problema, pero algo mucho más importante: “no decaigas, no te deprimas”, después de todo, solo es un número, el cual podrás aun incrementar.

 

Padres y representantes

 

Si su hijo va mal en la escuela, no hace para nada bien castigar y presionar, obviamente habrá que hacer restricciones, pero no solo para castigar, sino para que aproveche el tiempo empleado en otras actividades como ver tv, jugar, salir, etc., en estudiar y reponerse. Ojo con este punto: No le quites o restrinjas la actividad deportiva o cultural que practique, eso es parte de la formación. No es lo mismo salir a jugar con los amigos, que ir a su práctica de béisbol, futbol o a sus clases de piano, ballet o al curso de computación.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0