FUNCION DEL SISTEMA DIGESTIVO HUMANO


El ser vivo necesita alimentarse para crecer, vivir y reproducirse. Sin ingerir alimentos ningún ser vivo puede tener vitalidad. En ese sentido, el aparato digestivo es uno de los sistemas más importantes en todas las funciones del  organismo del ser humano, este es el sistema encargado de la nutrición del organismo. A través de él se sintetizan todos los nutrientes, vitaminas y minerales que le dan energía al cuerpo humano.

 

 

A continuación, detallaremos a profundidad las características de este vital  sistema.

 

¿Cuáles son sus partes y que órganos están involucrados?

 

Son muchos los órganos del cuerpo que entrar en juego en el sistema digestivo. Para clasificar dichas partes nombraremos las siguientes (boca, esófago, intestinos y ano). Los órganos por su parte están interconectados y forman un largo tubo que va desde el ano hasta la boca, en pocas palabras los órganos están unidos y trabajan en conjunto para procesar los alimentos.

 

 

Para ser más específicos señalaremos que los órganos que forman el sistema digestivo son los siguientes (esófago, estómago, intestino grueso, intestino delgado, colon, apéndice y ano). Como vemos el tracto digestivo es un acumulado de órganos acoplados a la perfección. Por otra parte el hígado y el páncreas aunque no conforman el tracto digestivo también son órganos encargados de sintetizar las enzimas digeridas a través de los alimentos.

 

¿Cuáles son sus funciones?

 

Como ya lo hemos mencionado antes la función principal de todo el sistema digestivo es sintetizar las vitaminas y minerales que consumen los seres vivos al comer. Este sistema es una gran conjunto de órganos, cada quien juega un papel importante y cada quien tiene una función específica.

 

A continuación detallaremos la función que ejerce cada órgano en la digestión y excreción de los alimentos:

 

Boca: los dientes y la saliva son los encargados de masticar y hacer de la comida un bolo. 

 

Esófago: es el conducto por el cual se trasladará el bolo desde la boca hasta el estómago, este conducto es una membrana musculosa que se extiende desde la faringe hasta el estómago.

 

Estómago: este es el órgano que recibe toda la comida que consume el ser humano, es allí donde comienza la digestión de los alimentos. En él ocurre la trasformación química de los alimentos, es decir, donde el bolo pase de ser comida a nutrientes.

 

Intestino grueso: este es el principal encargado de la excreción de los alimentos. Comienza en el apéndice vermiforme y termina en el recto.

 

Intestino delgado: este es el principal encargado de absorber  a través de sus membranas todos los nutrientes y proteínas de los alimentos consumidos. Se divide en tres partes (duodeno, yeyuno e íleon) y tiene un aproximado de 30 centímetros.

 

Colon: es la última parte del aparato digestivo encargado de extraer agua y sal de residuos sólidos antes de que sean eliminados del cuerpo.

 

Apéndice: es un órgano de forma de cilindro sin salida conectado a la primera porción del intestino grueso llamado ciego. Los médicos en general no le reconocen ninguna función significativa.

 

Ano: es una abertura del tracto digestivo en el extremo opuesto a la boca cuya función es controlar la expulsión de las heces.

 

Páncreas: es el responsable de segregar hormonas para absorber las azucares y jugos pancreáticos que ayudan a la digestión. 

 

Hígado: su función principal es ser una válvula de excreción de posibles toxinas consumidas en la alimentación.

 

Enfermedades del sistema digestivo

 

Se sabe que cuando se habla de una  afección, es cuando un órgano no cumple su función de forma natural, ya que  se ve afectado por agentes externos o internos (bacterias o trastornos) de modo que no  puede desarrollar su tarea de forma regular. Entras las enfermedades más comunes que atacan el sistema digestivo tenemos las siguientes:

 

Diarrea: se considera diarrea la evacuación de heces más de tres veces al día de forma líquida. La diarrea crónica puede causar severas deshidrataciones en el paciente.

 

Estreñimiento: se considera estreñimiento la persona que solo defeca tres veces a la semana y que excreta solo heces duras y en forma de bola.

 

Enfermedad de Crohn: son las severas inflamaciones del tracto digestivo, aunque es más común la irritación del intestino delgado.

 

Ulceras: se habla de ulceras cuando la mucosa que recubre las paredes del estómago o del duodeno se ve afectada (dañada) creando pequeñas gallas (ulceras) en las paredes de los órganos antes mencionados.

 

Incontinencia fecal: es la incapacidad de retener las heces a la hora de tener ganas de defecar.

 

Síndrome de intestino irritable: se considera un síndrome o una seria e de trastornos (dolor, hinchazón) que ocurren en el paciente al consumir alimentos muy condimentados grasosos.

 

Intolerancia  a la lactosa: sabemos que la lactosa viene en alimentos como leche o queso, al ser consumidos el intestino debe digerirlos usando la enzima lactasa. Entonces podemos decir que la intolerancia ocurre cuando el intestino no produce la encima lactasa.

 

Hemorragias del tracto digestivo: este caso se considera como un síndrome, no es más que la presencia de sangre en las heces fecales, esta sangre puede venir de muchas causas una de las más comunes es la inflamación de las hemorroides.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0