ALIMENTACION SALUDABLE PARA NIÑOS


 

 

El tema de la nutrición de los niños es muy importante debido a que sus cuerpos están creciendo constantemente  y ciertos descuidos como la falta de vitaminas y minerales pueden generar deficiencias en la salud, las mismas que se pueden manifestar más adelante, cuando sean jóvenes o adultos.

 

Es importante que los niños coman una variedad de alimentos saludables. Equilibre los alimentos que consuma, y compleméntelos con actividad física regular. Elija una dieta con los nutrientes adecuados para los niños.

 

Por ejemplo, el cuerpo en crecimiento de un niño requiere altos niveles de calcio y hierro, a veces incluso más que los adultos. El hierro es crucial para el desarrollo de un niño, ya que se usa para desarrollar músculos fuertes y producir sangre, mientras que el calcio ayuda a que los huesos y a que los dientes crezcan fuertes. Estas sustancias se pueden encontrar en varios alimentos, pero puede ser más útil obtener un suplemento para ayudar a estos niños a satisfacer estas necesidades.

 

Una dieta equilibrada también puede incluir los batidos sobre todo para los niños que son difíciles a la hora de consumir ciertos alimentos. Los batidos infantiles, por ejemplo de frutas, son fáciles de preparar, tienen un agradable sabor para los niños y lo principal, representan una buena fuente de energía y sustancias beneficiosas para ayudar al crecimiento de los niños.

 

Por otro lado, se debe mencionar que los niños en edad escolar requieren alrededor de 1600 a 2400 calorías por día, dependiendo de su edad y nivel de actividad. Una vez que se produce el crecimiento acelerado, las niñas tienden a requerir 200 calorías adicionales por día y los niños necesitan 500 calorías adicionales. No más del 30% de la dieta de su hijo debe provenir de las grasas.

 

Mantener una nutrición saludable para los niños ayuda a prevenir la obesidad y otros problemas de salud. También es importante que los niños obtengan consuman diariamente verduras, donde una cantidad ideal sería de dos a cuatro porciones de vegetales por día. Los niños pueden cumplir con estas pautas si comen vegetales tales como lechugas y verduras en una ensalada. Estas verduras contienen nutrientes claves para el desarrollo de un niño.

 

Los niños también deben consumir de 2 a 4 porciones de fruta por día y de 6 a 11 porciones de pan, cereal, arroz o pasta. De 2 a 3 porciones de carne, frijoles o nueces por día también son clave para ayudar al niño a desarrollarse adecuadamente.

 

 

Siguiendo estos pasos, una nutrición saludable para los niños puede ser muy fácil. Solo asegúrese de cubrir todos sus requisitos diarios y los niños crecerán saludablemente.