Saltar al contenido

Arquitectura Románica

La arquitectura románica es de carácter netamente religioso. Todas las construcciones se hacen con este mismo tema. Los cultos son el mayor uso de los mismos, pero destacan así las bóvedas y los templos.


Los principales edificios que se destacan en la arquitectura románica son: las iglesias, las catedrales,  y gran cantidad de monasterios; estos últimos se caracterizan por ser de baja estatura. También destacan las fortalezas y los castillos, los cuales son construcciones civiles.

La arquitectura románica data desde el siglo IX hasta el siglo XII; en donde las primeras construcciones de este estilo se construyeron en la Europa occidental. Posee una serie de características que los hacen diferentes de cada una de los demás estilos de arquitectura.

La Arquitectura románica


Características de la arquitectura románica

Como este estilo de arquitectura no tomó ningún elemento de otro estilo arquitectónico, logra diferenciarse por muchos aspectos; entre los que destacan podemos mencionar los siguientes.


  • El aspecto de cada una de las construcciones en muy severo y sólido.
  • Los arcos de medio punto: se ubican sobre las columnas y estos a su vez unen las naves.
  • Los cañones son bóvedas: son característicos de este estilo de arquitectura, en donde los cañones son los más usados.
  • Las basílicas se encuentran divididas en naves: por lo general son e grupos de tres.
  • La arquitectura oriental y la bizantina: se puede decir que son una unión, y desde aquí surge la arquitectura románica.  A pesar de no usar sus elementos para este estilo, los elementos de construcción poseen mucho parecido.
  • Las columnas, pilares y contrafuertes: son elementos arquitectónicos de gran relevancia en la arquitectura románica. Debido a que el objetivo de la arquitectura románica es netamente religioso, todas las construcciones son cerradas a modo de bóveda.
  • El diseño interior es muy llamativo y de gran espacio para que los habitantes de la ciudad pueden realizar sus cultos y ceremonias religiosas dentro. La decoración externa es muy sencilla; por lo que importa más el interior que el exterior de las construcciones.
  • La planta de cada construcción es de forma de cruz latina; la cual tiene un número impar de naves y los laterales son más amplios.

Elementos de la arquitectura románica

Los elementos más reconocidos de la arquitectura románica son las iglesias, monasterios y catedrales; por lo que sus formas cerradas son característica, a su vez existen una serie de elementos básicos de estas construcciones como lo son:

Arcos de medio punto

Este tipo de arco general aberturas en las construcciones y son clásicos de las iglesias; además de que gracias a ellos el tejado se logra unir.

Paredes gruesas

Esto le da un aspecto más sólido y compacto a cada edificio de la arquitectura románica; para así evitar los contrafuertes, además cabe destacar que las aberturas eran pequeñas y a veces casi inexistentes.

Plata

La cruz latina es el modelo de planta clásico de las edificaciones de la arquitectura románica; por lo que en ocasiones se encuentra traspasada por una nave transversal la cual se denomina crucero, y estas son las alas laterales que son de mayor tamaño.

Torres

Son características de los castillos del arte románico, por lo que solo es posible verlos en estas construcciones.

Techos

Son construidos en un inicio de madera y luego se tapizan con piedras, este estilo luego forma parte de la arquitectura gótica.


Bibliografía


Referencias, créditos & citaciones APA:
Revista educativa TuTareaEscolar.com. Equipo de redacción profesional. (2019, 05). Arquitectura Románica. Escrito por: Arq. Hocha Julia. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tutareaescolar.com/arquitectura_romanica.html.

Privacidad | Referencias | Mapa | Contacto