Saltar al contenido

¿Cómo se hace una introducción?

La introducción consiste en el punto inicial de un texto, pudiendo ser un libro, ensayo o artículo de investigación.

En este primer aspecto, el texto está en un contexto específico y por lo general indica un resume de lo que será dicho o desarrollado en el cuerpo del material. La introducción sirve para que el lector se familiarice con el tema.

La introducción está orientada a la acción y efecto de iniciar algo o de iniciarse en algo De igual manera, también aplica a la noción de elaborar, usualmente vinculada con una exposición de un tema.

En un texto divulgado, técnico o científica, es posible que la introducción tome otras denominaciones, como prefacio, resumen o síntesis. Inclusive, puede pensarse el primer capítulo del libro o una tesis como introducción. Pero, la introducción usualmente precede al capítulo número uno.

Después de la introducción, se desarrolla el cuerpo del texto, también conocido como “desarrollo” y, para concluir, el fin o desenlace, dependiendo de la clase de texto que se esté trabajando.

¿Qué tan larga debe ser la introducción?


En este punto, no se ha determinado una medida relativa ni justa, ya que cada uno manifiesta lo que desee en la introducción.

Lo que sí es auténtico, es que debe tener un buen vínculo con el tamaño de la tesis general, y sobre todo con el desarrollo del mismo.

Es importante resaltar que una tesis que tiene alrededor de 500 hojas no va a tener únicamente 3 en la introducción, tampoco un trabajo de investigación de unas 50 hojas va a incluir 10 páginas solamente que abarque la introducción.

En este caso se aplica el criterio de tipo profesional (o en el desarrollo) de cada uno de estos. Un ejemplo de esto, en ocasiones hay tesis con 70 páginas de investigaciones que tenían otras 4 o 5 para la introducción. Esto no se puede considerar mal promedio, sin embargo, no es una verdad absoluta.

Pasos para hacer una buena introducción


  • Tener pendiente la cantidad de datos que se tiene.
  • Conocer la historia sobre la temática que van a tratar o los antecedentes.
  • Escoger el método de investigación y de estudio de los resultados.
  • Calcular qué tan larga podrá ser la tesis y qué espacios anexos deberán agregarse.
  • Tener pendiente el objetivo del trabajo de estudio.
  • Tener conocimiento sobre las dudas que pueden plantearse como problemáticas.
  • Conocer las razones por las que se realiza la investigación.
  • Armar de forma mental o por escrito las temáticas del desarrollo del trabajo (clases de capítulos o secciones).
  • Realizar la introducción con las informaciones previamente mencionadas.

¿Qué se debe incluir en una introducción?

Es importante resaltar que si la introducción fuera una mera introducción no debe mostrar aspectos del desarrollo. Por esto es mejor no incluir descripciones o conclusiones rápidas, entre otros aspectos que son parte de la explicación o desarrollo.

En esta parte se deben plasmar dudas al lector, a fin de que lea el texto, sin embargo, en ningún momento dichas dudas deben ser las que motivaron al investigador a realizar el cuerpo del estudio.

O sea, no se debe colocar la lista de hipótesis que llevaron a la realización de la investigación. Sin embargo, muchas personas suelen colocar sus dudas de manera sutil en la introducción, cosa que no se ve mal, siempre y cuando no se sobrecargue el texto inicial con una parte de lo que es importante para el desarrollo.

Otro aspecto importante que no debe colocar son las fuentes. No es necesario hacer alusión a ninguna ley, trabajos de estudios u otros medios de información. En el único caso en que puede hacerse es si el trabajo se refiere de forma directa a la bibliografía.

Créditos & citaciones en formato APA: Portal informativo y de contenidos. Equipo de redacción profesional. (2019, 03). ¿Cómo se hace una introducción?. Redactores Profesionales. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tutareaescolar.com/como_se_hace_una_introduccion.html.