Saltar al contenido

Los derechos humanos

Los derechos humanos es el conjunto de derechos completamente inherentes a las poblaciones y seres humanos (sin distinción alguna de lugar, residencia, nacionalidad sexo, origen nacional o étnico, lengua,  color, religión, o cualquier otra condición). Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna.

Son variados los conceptos que se les ha dado a los derechos humanos. Estas referencias han cambiado a lo largo de la historia, porque han partido de las necesidades de los humanos, de sus luchas y los logros obtenidos.

Sus orígenes son variados, partiendo de los estudios filosóficos, el derecho como ciencia, la sociología y otros tantos. Han sido muchas las referencias que se tienen sobre los derechos humanos que nacen de ideas distintas. Pero todos estos criterios se reunifican cuando se conoce el punto de partida o premisa fundamental de los derechos humanos, esta es: el valor de la dignidad que reconoce al ser humano.

Tal como afirma el coautor de la Declaración Universal de Derechos Humanos, Cassin, “la defensa y promoción de los derechos humanos abarca todas las dimensiones del quehacer humano al considerarlas a la luz de la dignidad”

Los derechos humanos


¿Dignidad?

Según el diccionario, el ser digno, es “que merece algo”. La dignidad entra en la concepción de todo lo que se considera justo, noble, bueno y en rectitud. Entonces esa “dignidad” es aquello que merecen los hombres de bueno y justo.

Sin embargo existen distintas interpretaciones sobre lo que es “merecido”. Este merecimiento fue el término que cambió según las épocas y las culturas, las creencias e ideologías de los pueblos del mundo.

Los derechos humanos, van orientados a la dignificación de las personas frente al Estado, haciendo cabal cumplimiento de sus necesidades según lo establecido en la sociedad contemporánea. Esta dignificación del ser humano, por medio de la declaración de sus derechos, se encuentra estipulada con carácter de Ley, adoptada y proclamada por la Asamblea General de los Derechos Humanos.

Análisis de derechos humanos


Es difícil conceptualizar en un margen reducido a los derechos humanos, puesto que son como la humanidad misma, variable, multi-étnica y con mucha diversidad. Pero siguiendo sus estatutos podemos caracterizarlos.

Los derechos humanos son innatos e inherentes

Todas las personas nacemos con derechos que son arraigados por nuestra condición de ser seres humanos.

Su origen no parte de un Estado específico o una ley, decreto o algún título, si no de la propia naturaleza. Si alguna ley se coloca por encima, o pretende violar lo establecido en los derechos humanos, queda anulada, ya que va en contra de los principios de la naturaleza misma.

Los derechos humanos son Universales

Independiente de las condiciones que puedan tener algunas personas u origen, absolutamente TODOS tienen derechos. Sin hacer distinción de su etnia cultural o religión, nacionalidad o ubicación. Cada persona tiene dignidad y por esto no se puede excluir de los derechos propios de su ser, todos son iguales a la hora de exigirlos. A ninguno puede discriminársele, si no viola la ley.

Los derechos humanos son intransferibles e inalienables

Los humanos, sin importar su condición y “dignidad” no podrán negar sus derechos o renunciar a ellos. Tampoco el Estado podrá imponer y disponer de estos según le sea conveniente. Los derechos podrán ser suspendidos o limitados, pero nunca eliminados y esta primera condición se deberá realizar en condiciones extremas del ejercicio y la garantía de los humanos en su derecho.

Son irreversibles y acumulativos

Como la historia humana tiende a producir cambios en esta, las necesidades también lo hacen. Es por esto que los derechos deben acumularse y no ser contrarios a los ya establecidos, más bien deben ampliar los existentes.

Los derechos humanos son inviolables

Absolutamente nada ni nadie está autorizado para pasar por encima, atentar, lesionar o destruir la dignidad humana, y esto conlleva así mismo a sus derechos.

Los derechos humanos son obligatorios

Los derechos humanos imponen deberes a los individuos y al Estado con carácter de obligación para el pleno cumplimiento en el respeto de los mismos.