Saltar al contenido

Obras de teatro clásicas

La obra teatral consiste en un género de la literatura que está integrado por conversaciones entre los personajes, o sea, es una narración dicha en la manera compositiva del diálogo, pero también es posible localizar algún en clave de monólogo, en la que solamente un personaje controla la escena, esto se conoce además como unipersonal.

Al igual que muchas narraciones, tiene un argumento que se desenvuelve en tres tiempos: exposición, nudo y final. Muchas de las obras teatrales están conformadas por tres actos y el final de cada uno de éstos se señalarán tras la caída del telón o por el cambio de escenarios.

Al mismo tiempo, los actos se separan en escenas, éstas serán señaladas cada vez que entre un personaje nuevo. En ese sentido, una obra está integrada por dos momentos, escena y acto.

Obras de teatro clásicas


Bodas de Sangre

Escrita por el español Federico García Lorca, es una obra de tragedia en prosa y verso. Está orientada en la reflexión de un sentimiento trágico.

Desde la vida y la muerte, lo viejo y lo nuevo, en la forma de ver la tragedia. Todo esto visto desde un paisaje andaluz universal.

Cuenta la vida de dos familias que están marcadas por las desgracias. Por un lado, el novio, la madre que ha perdido a su esposo y a uno de sus vástagos por los Félix, otra familia.

Esta no es muy feliz puesto que Leonardo aún está enamorado de la novia, una mujer con la que se relaciona por tres años y, aunque está casado y con un hijo, no la ha olvidado.

La celestina

Con este nombre se ha descrito la Tragicomedia de Calisto y Melibea, escrita por Fernando de Rojas. Su creación se remonta al reinado de los Reyes Católicos, en los últimos años del siglo XV, aunque el éxito editorial inicia en el siglo XVI y prosigue hasta la prohibición de la misma en 1792.

Esta obra ha sido considera como un ejemplo sui generis de la comedia humanística por la historia amorosa, su objetivo didáctico, las muchas citas de autoridad, la escogencia de sus personajes y su manera dialogada. Sin embargo, hay quienes piensan que es un híbrido del drama y la novela.

Su dominio en los dos géneros se ve a simple vista, hasta el punto de que se ha hablado de una sub-categoría celestinesca, en el que se engloban obras creadas a partir de la trama, los personajes o las temáticas, como entornos y personajes celestinescos en novelas y comedias que, inicialmente, no tienen relación con la obra de Fernando de Rojas.

Romeo y Julieta

Consiste en una tragedia creada por el inglés William Shakespeare. Narra la historia de una pareja que, aunque sus familias se ponen a la relación, por ser rivales, deciden unirse en matrimonio de manera clandestina.

Pero, la presión de esa enemistad y muchas desgracias hacen que los enamorados se suicidan para evitar vivir alejados el uno del otro. Esta obra ha creado un arquetipo conocido como amantes desventurados. Pero, la muerte de los jóvenes crea una reconciliación de sus familias.

La divina comedia

Consiste en un poema creado por Dante Alighieri, es considerado por los expertos en la literatura, como un elemento importante en la transición del razonamiento medieval al renacentista.

La obra fue publicada en 1307 tiene más de 14 mil versos que distribuyen en unos 100 cantos.

El poema narra el viaje de Dante por el Infierno, el Purgatorio y el Paraíso, siendo su guía Virgilio, un poeta romano. El fin de este trayecto es tratar de corregir sus pecados en el mundo y así lograr la gloria divina.

Créditos & citaciones en formato APA: Portal informativo y de contenidos. Equipo de redacción profesional. (2019, 03). Obras de teatro clásicas. Redactores Profesionales. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tutareaescolar.com/obras_de_teatro_clasicas.html.