Saltar al contenido

Punto de ebullición

En el planeta tierra existen tres tipos de estados de la materia: sólido, líquido y gaseoso. Sin embargo, fuera del planeta tierra (mayormente en el sol y las estrellas) existe un estado de la materia llamado “plasma”.

Si el cuerpo se encuentra en estado líquido, se dice que no tienen una forma específica, por lo que adoptan la forma del recipiente en el que se encuentren, es decir, la forma de la estructura que rodee el líquido. Todo esto debido a la potencia de cohesión que existe entre todas las moléculas que conforman este cuerpo líquido. Este estado de la materia es el que menos abunda de manera natural en la tierra (agua, petróleo y mercurio).

Si el cuerpo se encuentra en estado sólido, sí se define como un cuerpo que tiene una forma determinada y un volumen. Todo gracias a la fuerza de atracción que existe entre sus moléculas, haciendo predominar la energía cinética.

Para alterar la forma de un cuerpo que esté en estado sólido, es necesaria la precesión de altas temperaturas o que sea expuesto a un cambio por presión.

Si el cuerpo se encuentra en estado gaseoso, este no tiene un cuerpo ni volumen determinado y, tampoco adoptará la forma de la estructura o recipiente que le rodee, será un estado en el que las moléculas permanecerán libres.

De hecho, si un gas se encuentra en contacto con otro, las características que ambos poseen se unirán inmediatamente.

El método de medir las cantidades y además, las propiedades de un gas, se evalúan por la temperatura, volumen y su presión.

Punto de ebullición


¿Cuándo se hace presente el punto de ebullición?

El punto de ebullición se hace presente cuando la temperatura cuya presión que contiene el vapor del líquido, alcanza igualarse con la presión del medio ambiente en el que se encuentra el mismo líquido.

En otras palabras, es el cambio de estado de la materia que se encuentra en un estado líquido al gaseoso.

Temario

El agua y su punto de ebullición

El agua es un recurso vital para la vida humana, animal y básicamente todo organismo del planeta tierra. Por ello, es importante que su ciclo se realice, el cuál incluye su punto de fusión y el punto de ebullición.

El punto en el que agua se mantendrá en estado líquido será de los 0 a los 99 grados. Si la temperatura es menor a los 0 grados, esta permanecerá en estado sólido, es decir, en hielo.

Si la temperatura sobre pasa los 99 grados, es decir, de los 100 grados en adelante, el agua comenzará a hervir, lo que significa que es su punto de ebullición, donde empezará a pasar a estado gaseoso.

Teniendo un vaso de agua a 20 grados; y someterlo a las temperaturas grandes para aumentar la del agua, la misma permanecerá por unos minutos en estado líquido hasta finalmente alcanzar su punto de ebullición. La tensión superficial comenzará a cambiar, a medida que la temperatura en el recipiente con la sustancia aumente progresivamente. El agua hervirá y luego pasará estado gaseoso.

La temperatura que una sustancia posea dependerá completamente de la energía de movimiento media que tengan las moléculas de esa sustancia. Si la sustancia se encuentra en temperaturas menores a la de su punto de ebullición, quedará una pequeña parte de todas sus moléculas en la superficie, que tienen la energía capaz de quebrar la tensión superficial.

El punto de ebullición de la materia no puede incrementar de una manera indefinida. Mientras vaya aumentando la presión, también la densidad del estado gaseoso aumentará hasta el punto de igualarse al gas del entorno que se encuentre.

Referencias, créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa TuTareaEscolar.com. Equipo de redacción profesional. (2018, 12). Punto de ebullición. Escrito por: Prof. Noelia C. Jimenez. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.tutareaescolar.com/punto-de-ebullicion.html.

Complementos

Privacidad  |  Referencias  |   Sitemap  | Contacto